martes, 17 de marzo de 2015

Crítica de cine - Perdiendo el norte (Nacho G. Velilla)


Título: Perdiendo el norte
Título original: Perdiendo el norte
Año: 2015
Duración: 102 minutos
Director: Nacho G. Velilla
Guión: Nacho G. Velilla
Reparto: Yon González (Hugo), Julián López (Braulio), Blanca Suárez (Carla), Javier Cámara (Próspero), Carmen Machi (Benigna), Úrsula Corberó (Nadia), Miki Esparbé (Rafa), José Sacristán (Andrés), Roman Vogdt (Otto), Malena Alterio (Marisol)
País: España
Género: Comedia
Distribuidora: Warner Bros. Pictures
Música: Juanjo Javierre
Fotografía: Isaac Vila
Calificación: No recomendada para menores de 7 años


Sinopsis

Hugo y Braulio, dos jóvenes con formación universitaria, hartos de una España incapaz de darles trabajo y un futuro, deciden emigrar a Alemania siguiendo los cantos de sirena de un programa de televisión tipo "Españoles por el mundo". Pero pronto descubrirán que sobrar en un sitio no significa ser necesario en otro y que perseguir el sueño alemán puede tener mucho de pesadilla.

Opinión personal
A veces el cine español nos sorprende para bien. Y es que si dejásemos a un lado X temas que han sido topicazo de este cine durante varios años (haciendo más mal que bien para el séptimo arte ibérico), la lista de películas que quedaría, sería más bien reducida. La Comunidad, El otro lado de la cama, El Orfanato u Ocho apellidos vascos, por poner ejemplos, son algunos de los títulos que sí vale la pena ver... Si bien es cierto que la lista personal de más de uno, solo alberga cuatro o cinco filmes más, como mucho.
En esta ocasión, Nacho G. Velilla (Fuera de carta, Que se mueran los feos) es quien se encarga de la dirección y guión de Perdiendo el norte, la película española más taquillera del año, además de una de esas pocas que sí merece la pena. El tema de la misma, la realidad del momento. ¡Ay, si nuestros abuelos nos vieran…! Seguro que a más de uno le daba un soponcio, no solo por haber ayudado siempre a estudiar a sus nietos para que llegaran lejos, sino también porque sentirían un fuerte dejavú, ya que muchos de ellos tuvieron que irse de España para buscarse la vida fuera… Lo mismo que a infinidad de jóvenes de hoy en día les sucede, como a Hugo y Braulio, que, tras haberse licenciado en sus respectivas carreras, y especializado en lo suyo, se ven con veintimuchos, en su país y sin trabajo real ni soñado, a pesar de tener una preparación excelente. Por eso, tras ver por televisión el éxito de un compatriota en Alemania, deciden liarse la manta a la cabeza, coger sus maletas e ir en busca de un empleo a Berlín. No obstante, una vez allí descubrirán que muchas veces no es oro todo lo que reluce… ni muchísimo menos.


Con un reparto compuesto por bastantes caras conocidas, entre las que destacan las actuaciones de Julián López, Javier Cámara, Blanca Suárez y José Sacristán (quien parece que mejora y  mucho con los años) y los cameos de Arturo Vals y Chicote, Perdiendo el norte nos muestra la cruda realidad laboral del momento, pero tratándola, eso sí, desde el punto de vista más cómico, sin centrarse en el drama en sí oculto tras la situación.
Con una brillante fotografía, de la que es responsable Isaac Vila, este largometraje consigue del espectador algunas carajadas, buen entretenimiento e incluso emoción. Porque ya que estamos “perdiendo el norte”, mejor tomárselo con humor.

Puntuación 
¿Habéis visto Perdiendo el norte?
¿Os ha gustado?

7 comentarios:

  1. La voy a ver sí o sí, porque tanto Yon como Blanca me gustan mucho :D

    ResponderEliminar
  2. ¡Hola! Tengo muchas ganas de ver esta película, los protagonsitas me gustan mucho y creo que la trama también lo hará!

    Un beso ^^

    ResponderEliminar
  3. Hola guapísima!!

    Me ha encantado la reseña, ya tenía ganas de verla desde hace mucho, pero me alegra que al público esté gustando =P El tema del cine español me da un poco de coraje, estoy de acuerdo contigo en que tienen películas que no merecen la pena, pero supongo que como cualquier otro cine. Nosotros supongo que lo notamos más al ser de aquí, pero me da pena que se destierren las películas españolas por el simple hecho del país del que vienen. No creo que haya de juzgarse una película por el país de proveniencia, no todas las películas iraníes subtituladas son buenas ni todas las españolas basura. Yo pienso que la única manera de que el cine español remonte es que el público le de verdaderamente una oportunidad, y que se dejen atrás los prejuicios, pero claro, eso es más fácil decirlo que hacerlo =/ Yo por mi parte seguro que iré verla, espero que más gente se anime =)

    Y nada, que me he puesto reivindicativa hoy jajajajaja xD lo dicho, muy buena crítica ;P

    Muchos besitos!! =)

    ResponderEliminar
  4. El cine español esta pegando tremendo, quizas me anime con esta.

    ResponderEliminar
  5. La verdad es que se ve muy entretenida.

    ResponderEliminar
  6. Tengo muchísimas ganas de verla. Espero que no me defraude
    Un besote

    ResponderEliminar
  7. Yo fui a verla el fin de semana del estreno y me encantó, me reí muchísimo y también tiene otros puntos más sentimentales, la recomiendo bastante, me gustó más que 8 apellidos vascos :) Besos

    ResponderEliminar