sábado, 14 de febrero de 2015

La Odisea de San Valentín



Qué bonito es el día se San Valentín, ¿verdad? Flores, bombones, palabras dulces, sonrisas picaronas, regalitos de última hora, cenas precocinadas, parejas que brotan en cualquier esquina por la que decidas acercarte cual champiñones de temporada…

Unos piensan que es una fiesta comercial para gastar dinero, otros que es el día más romántico del mundo, otros lo ven como el día nacional de llorar la falta de un compañero de vida, y yo…Bueno, yo pienso que simplemente es un 14 de febrero.

Solteros del mundo, no os preocupéis si allá donde vais sólo veis besos de tornillo dignos de un campeonato de bricolaje, arrumacos estrujadores propios del instinto homicida de una anaconda, o palabras dulces que pican muelas y harían morir de envidia a Pablo Neruda. La solteras se han tomado San Valentín, desde tiempos lejanos, de tres formas diferentes: odiando a todas las parejas que ven por la calle mientras en el fondo las envidian, evitando que les afecte pensando en ello como en una mera fiesta comercial que ni les va ni les viene (pero que en el fondo les reconcome por no poder tener a alguien con quien compartirla), o la mejor de todas, otorgándose un día para mimarse por completo: Un buen masaje, un baño con espuma, chocolate, helado, un buen orgasmo, películas de acción, miedo, o comedia romántica (para gustos los colores), un día de chicas (evitando a las que tienen novio, pues hoy follan), un buen libro que las lleva a otra galaxia, y, como actualización reciente...Viendo el tráiler levantapasiones y mojabragas de Magic Mike XXL. Y los solteros…bueno, en el mundo masculino no tengo pase VIP, así que lo siento chicos, pero me limitaré a sacar los estragos de la mente femenina.  

Gente del mundo con pareja, este mensaje va de parte de todos vuestros amigos y amigas solteros. El día de San Valentín es, para además de tener un detalle romántico y original con vuestras parejas, tener un detalle romántico habiéndolo pensado, ideado y hecho vosotros mismos, y no por vuestros amigos. Adoro vuestro romanticismo, adoro la perspectiva de un día con sorpresas y sexo poderoso al final de este, y que con suerte, se prolongue más de un día al año. Pero, de verdad…Vuestros amigos y amigas solteros acaban siendo más novio/a de vuestra pareja que vosotros mismos. Os aconsejan, les tenéis pensando durante horas, les metéis presión si no se les viene nada a la cabeza, y encima, cuando os hacen dar con la idea perfecta para el día de San Valentín, el mérito y los orgasmos os los lleváis vosotros. ¿Eso es justicia? No queridos seres, eso es una de las tantas caras del día de San Valentín. Pero como les he dado mi consejo a las chicas solteras, no iba a dejaros a vosotras, parejitas champiñón mías, sin daros ninguno. Ahí va:
Olvidaros de los tópicos y clásicos regalos de San Valentín. Estamos en el s.XXI, señoras y señores, adiós a las cajas de bombones, a las rosas y a las pizzas con forma de corazón. Después de tantos siglos de humanidad, y después de tantos años que parecen siglos con vuestras parejas, deberíais aprender que el mejor regalo que podéis darle, es un regalo personalizado acorde a quien es y a lo que le apasiona. No le regaléis chocolate a vuestra novia si ama la comida salada, no la llevéis al cine a ver Cincuenta Sombras de Grey si es amante del jazz y su percusionista preferido viene a tocar a la ciudad, no la llevéis a dar un paseo romántico en barca cuando desde hace semanas la estás viendo emocionada ante la idea de ir a ver Cincuenta Sombras de Grey contigo. Pararos a pensar un segundo en la otra persona… ¿De verdad no sabríais decir las cosas más pequeñas o más grandes que la vuelven loca? Pues ahí está la clave.

Personitas solteras y parejas, cada persona es un mundo diferente, y San Valentín no es un día materialista, sino un día para recordarle a las personas que las queremos (lo que no solemos hacer tanto como deberíamos) y buscar la forma ideal de poner una sonrisa en su cara.

Da igual si tienes o no tienes pareja, comparte San Valentín con quien más quieras. Con amigas, con amigos, con tu madre, con tu padre, con la chica de al lado, o el vecino cañón de enfrente, con el amor de tu vida, o con tu mascota…Hoy no es San Valentín, hoy es 14 de febrero, un día en el que el único propósito que debéis tener en mente, además de haceros felices a vosotros mismos, es conseguir que alguien a quien queráis, o incluso alguien a quien no conozcáis de nada, sienta que alguien se alegra de que exista, y se vaya a casa con una sonrisa estúpida en la cara, pensando que ese día ha merecido la pena levantarse.

Feliz San Valentín,

5 comentarios:

  1. ¡Ohh! Qué preciosidad de entrada y qué verdad ^^ Coincido plenamente contigo en casi todo :) ¡¡Feliz San Valentín!!
    Un abrazo y pásate cuando quieras :3

    ResponderEliminar
  2. Feliz San Valentín a ti también :3
    Buena entrada.
    Un beso <3

    ResponderEliminar
  3. Yo no celebro San Valentín, celebro Sant Donís (San Dionisio), que es el 9 e Octubre y el día de loas enamorados en Valencia de toda la vida. Y no tenemos que comernos la cabeza sobre qué plan organizar o qué regalo hacer porque siempre es el tradicional, y que nos encanta: ver la procesión, ir a la mascletá, y compartir unas frutitas de mazapán tradicionales que están riquísimas ^_^

    ResponderEliminar
  4. Una gran reflexión sobre el día de San Valentín y un mensaje final con el que estoy completamente de acuerdo. ¡Besitos!

    ResponderEliminar
  5. Bagh, a mi no me gustaba cuando no tenía pareja y ahora que la tengo paso de ese día también, los dos los acordamos, es un día como otro cualquiera. Si quieres a alguien lo demuestras todos los días sin que hagan falta regalos de por medio.

    ResponderEliminar