lunes, 20 de octubre de 2014

Crítica de cine - La isla mínima (Alberto Rodríguez)


Película: La isla mínima.  
Dirección: Alberto Rodríguez. 
País: España. 
Año: 2014. 
Duración: 105 min. 
Género: Thriller, policiaco. 
Interpretación: Raúl Arévalo (Pedro), Javier Gutiérrez (Juan), Antonio de la Torre (Rodrigo), Nerea Barros (Rocío), Jesús Castro (Quini), Salva Reina (Jesús), Manolo Solo (periodista), Jesús Carroza.  
Guion: Rafael Cobos y Alberto Rodríguez. 
Producción: Mercedes Gamero, José Antonio Félez, Mikel Lejarza, José Sánchez Montes y Mercedes Cantero.  
Música: Julio de la Rosa. 
Fotografía: Alex Catalán. 
Montaje: José M.G. Moyano. 
Vestuario: Fernando García. 
Distribuidora: Warner Bros. Pictures International España.  
Estreno en España: 26 Septiembre 2014.

Sinopsis

1980. En un pequeño pueblo de las marismas del Guadalquivir, olvidado y detenido en el tiempo, dos adolescentes son encontradas muertas. Desde Madrid envían a dos detectives de homicidios, Pedro y Juan, de perfiles y métodos muy diferentes que, por distintos motivos, no atraviesan su mejor momento en el cuerpo policial. Nada es lo que parece en una comunidad aislada, opaca y plegada sobre sí misma. Las pesquisas de los detectives parecen no llevar a ningún lado. En este difícil proceso, Juan y Pedro deberán enfrentarse a sus propios miedos, a su pasado y a su futuro. Su relación se irá estrechando y sus métodos se harán parecidos. Lo único importante es dar con el asesino.

Opinión personal

Aunque no soy fan del cine español, sí que es cierto que cuando se presenta una película de suspense, thriller o terror, me gusta darle una oportunidad. El orfanato, Los ojos de Julia, El cuerpo... En este caso Belen Rueda no forma parte del reparto, una de mis actrices españolas favoritas, pero aún así también me picaba la curiosidad por la historia y por saber cómo se desarrollaría el caso en el que los dos policías protagonistas se ven envueltos. 





En primer lugar, en cuanto a la historia, me pareció interesante cómo la información se iba dando al espectador. Poco a poco vamos introduciéndonos en lo sucedido, en las pruebas, en los sospechosos... Y en ese sentido, creo que el director y los guionistas han realizado un gran trabajo. Nos situamos en septiembre de 1980, durante los primeros años de la transición en España. Un momento histórico que marcó a la sociedad y que, efectivamente, también se ve reflejado en la ambientación y puesta en escena de la cinta. Tras la desaparición de dos adolescentes, con fama de “chicas fáciles”, dos policías interpretados por Raúl Arévalo y Javier Gutiérrez, comienzan a investigar lo ocurrido para tratar de entender y zanjar el caso. Un caso que para ambos se va a ir complicando cada vez más, ya que lo al principio parece una cosa, puede terminar siendo otra muy distinta de la esperada. Y ambos se verán metidos en un lugar en el que nadie parece contar la verdad, un lugar en el que el paisaje y los alrededores tienen un papel fundamental en el ir y venir de sus habitantes, y en un lugar en el que nada bueno parece haber.


Las interpretaciones me convencieron bastante, aunque es cierto que ninguno de los personajes llegó a emocionarme. En general, me dejaron bastante frío, ya que no son personajes cercanos o abiertos, sino que todos tienen como una coraza que es difícil de penetrar. Y eso, al menos para mí, me impidió empatizar mejor con ellos. Pero bueno, también creo que estamos ante una película en la que la historia y el desarrollo de la misma es lo más importante. El caso y todos los elementos que se ven relacionados con él, directa o indirectamente.

Otro de los puntos que me llamó mucho la atención fueron los primeros minutos de la película. Me gustaron mucho los planos aéreos y verticales que se presentan, ya que nos sitúan muy bien en el lugar en el que va a desarrollarse la acción. Un lugar misterioso, en el que el agua, la tierra y la vegetación abundan; pero también el calor, la aridez y la muerte. En definitiva, un lugar lleno de contrastes naturales y humanos.

En cuanto al desenlace, me gustó cómo se cierra todo lo relacionado con el caso. Aunque también os digo que los últimos minutos, en los que parece que se atan algunas cosas sueltas que se han dejado caer durante la película, me dejaron bastante indiferente. No sé, creo que ni eran necesarios ni tampoco ofrecieron nada nuevo o esencial a la historia global. Al menos para mí.

En resumen, La isla mínima ofrece una historia entretenida y en la que el misterio es el  ingrediente esencial. Personajes un tanto fríos, aunque bien interpretados; un caso interesante, que no será fácil de comprender y resolver; y un desenlace correcto; hacen de esta historia una cinta bastante recomendable para los que disfruten con las películas del género policiaco.

Puntuación
 ¿Habéis visto ya esta película?
¿Os ha gustado?

8 comentarios:

  1. Tengo muchísimas ganas de ver esta película *.*

    ResponderEliminar
  2. Parece entretenida, me la apunto para verla, besotes

    ResponderEliminar
  3. Hola^^
    No pinta mal y el tráiler me llamo mucho la atención, así que seguro que la veo prontito.
    besos!

    ResponderEliminar
  4. ¡Hola!
    Si tengo la oportunidad de verla lo haré, pero sinceramente no me termina de convencer. No soy mucho de cine español, porque me defrauda casi siempre.
    Un beso

    ResponderEliminar
  5. No pinta del todo mal, habra que darle una oportunidad.

    Saludos

    ResponderEliminar
  6. No estaba muy segura de si verla o no, pero me has convencido. A ver si un día de éstos tengo tiempo y la veo ^^


    Un besito.

    ResponderEliminar
  7. Pues parece muy interesante, muchas gracias por la crítica de cine :)
    Besos

    ResponderEliminar
  8. A lo mejor estaría bien como serie de televisión, y que así de paso los canales españoles se atrevieran a salirse del sota, caballo y rey de siempre :)

    ResponderEliminar