jueves, 27 de marzo de 2014

Crítica de cine - El Gran Hotel Budapest (Wes Anderson)

Título: El Gran Hotel Budapest
Título original: The Grand Budapest Hotel
Año: 2014
Duración: 99 minutos
Director: Wes Anderson
Guión: Wes Anderson
Reparto: Ralph Fiennes (M. Gustave), Tony Revolori (Zero), F. Murray Abraham (Mr. Moustafa), Mathieu Amalric (Serge X.), Adrien Brody (Dmitri), Willem Dafoe (Jopling), Jeff Goldblum (Deputy Kovacs), Harvey Keitel (Ludwig), Jude Law (joven escritor), Bill Murray (M. Ivan), Edward Norton (Henckels), Saoirse Ronan (Agatha), Tilda Swinton (Madame D.), Tom Wilkinson (Author), Owen Wilson (M. Chuck)
País: Estados Unidos
Género: Drama, Comedia
Productora: Scott Rudin Productions, Studio Babelsberg, American Empirical Pictures, Indian Paintbrush
Distribuidora: 20th Century Fox
Música: Alexandre Desplat
Fotografía: Robert D. Yeoman
Calificación: No recomendada para menores de 7 años

Sinopsis

Las aventuras de Gustave H., el legendario conserje de un famoso hotel europeo del período de entreguerras, y de Zero Moustafa, un botones que se convierte en su amigo más leal. La historia incluye el robo y recuperación de una pintura renacentista de incalculable valor; una frenética batalla por una inmensa fortuna familiar; y el inicio de la más dulce historia de amor; como telón de fondo, un continente que está sufriendo una rápida y drástica transformación.
 
Opinión personal
 
Lo confieso. Nunca hasta ahora había visto ninguna película del cineasta estadounidense Wes Anderson... Y eso que en su momento me sentí bastante atraída por La vida acuática con Steve Zissou, Viaje a Darjeeling o la reciente Moonrise Kingdom; lo que me recuerda una cosa... Nota mental: tengo que verlas sin falta.
 
Y es que, para no tener ni idea del estilo del director ni haber visto ninguno de sus largometrajes antes, cuando da comienzo la película uno sabe que sin duda se encuentra ante algo diferente. La música, el colorido y la forma en que se empieza a narrar la historia atrapan al espectador desde el primer momento, metiéndole en una especie de cuento del que se siente casi partícipe. Como decían esos chistes de moda cuando éramos pequeños... Se abre el telón y aparece una chica con un libro en la mano. Va caminando por un parque y se acerca a una escultura, concretamente, al busto de un hombre célebre. En ese instante, la cámara se centra en la portada del libro: El Gran Hotel Budapest, y es cuando da comienzo la película en sí. A continuación, el autor del mismo, que es el hombre del busto por cierto, empieza a relatar cómo conoció la historia que le llevó a escribir su famosa obra.
 
Es como si se tratara de diferentes historias dentro de una misma. Y no me refiero a que sea una cinta coral, aunque está claro que hay personajes secundarios y cada uno tiene lo suyo. Sino más bien a que tenemos cuatro historias conectadas que suceden en épocas distintas: la chica del parque, el autor que empieza a relatar la historia, el autor de joven contando los hechos en el escenario donde tuvieron lugar, y la historia principal en la que se centra la peli. Basándose en las novelas del escritor austríaco Stephan Zweig, Anderson centra la acción en un hotel de lujo situado en un pueblecito entre Polonia, Alemania y la República Checa, El Gran Hotel Budapest. Un distinguido complejo turístico de color rosa, que más que un hotel para gente acomodada parece una tarta de azúcar con nata y fresa... Eso sí, con una reputación y servicio excelentes. Y es que aunque el trabajo siempre se hace en equipo, el impecable conserje Gustave H. se encarga de que todo esté a punto para sus queridos huéspedes. Sobre todo, si se trata de mujeres de avanzada edad con bastante dinero en sus carteras. Una aventura en el período de entreguerras que unirá a nuestro protagonista, maravillosamente interpretado por el actor Ralph Fiennes, y a su nuevo y joven ayudante llamado Zero.
 
La verdad es que no recuerdo haber visto nunca a Ralph Fiennes en un papel así, y lo cierto es que está que se sale. Al igual que su eterno compañero en el filme, Tony Revolori, cuya interpretación es más que digna. Además, la última obra de Anderson cuenta con un reparto repleto de caras conocidas, a excepción de la actriz Tilda Swinton, a la que no había reconocido de lo bien caracterizada que está... Me gustaría también destacar el papel de Adrien Brody (siempre será mi Pianista), quien está graciosamente caricaturizado; Willem Dafoe como experto y misterioso asesino, o Jeff Goldblum, el abogado de la familia, entre otros.
 
Tal y como os decía al comenzar la crítica, soy nueva en lo que al cine de Wes Anderson se refiere. No obstante, puedo deciros que El Gran Hotel Budapest me ha sorprendido gratamente, que es, por cierto, bastante más de lo que esperaba. Un ritmo muy fluido, un guión ingenioso y una historia divertida y original hacen de la nueva película del director estadounidense una más que considerable y válida opción para una tarde de palomitas. Y es que, salvando las distancias, ya que Amélie me pareció muy superior, en determinadas ocasiones el filme me ha recordado a la ya citada cinta francesa. Será por el colorido, o quizás por la originalidad... En cualquier caso, es otro de esos filmes que son más bien cuentos o fábulas para las que nunca es demasiado tarde, por mucho que uno se haga mayor.
 
Puntuación
¿Habéis visto El Gran Hotel Budapest?
¿Queréis verla?
 

14 comentarios:

  1. la verdad que le tengo muchisimas ganas a la pelicula, me encanta el director, asi que nada, a ver si con la fiesta del cine puedo ir a verla :) besotes

    ResponderEliminar
  2. Lo de que te haya recordado a Amelie nos echa un poco para atrás. Debemos ser de las pocas personas que no son precisamente fans.

    ResponderEliminar
  3. Tiene buena pinta, al menos se ve una película curiosa y divertida :D
    Me la apunto!
    Un beso!

    ResponderEliminar
  4. Espero verla, me han hablado muy bien de ella, solo espero que la estrenen por aquí.

    Besos.

    ResponderEliminar
  5. Hola guapísma!!

    Yo tampoco he visto ninguna película de este director, pero ésta en concreto me llama mucho la atención, sobre todo por el reparto y porque parece muy original, y si encima me dices que en ocasiones te recuerda a Amelie (adoro esa peli *.*) pues más ganas me entran de verla =P

    Genial la crítica =)

    Muchos besitos!! =D

    ResponderEliminar
  6. Tengo muchísimas ganas de darle una oportunidad, yo tampoco aún ninguna película de este director ^^
    ¡Un beso!

    ResponderEliminar
  7. La verdad es que no es mi estilo y no me llama especialmente >.<

    ResponderEliminar
  8. Con un poco de suerte, será la próxima película que vea en el cine. Descubrí a este director con "La vida acuática" y muy mala pata, porque creo que llegué a dormirme en la sala, al igual que toda mi familia... Pero varios años después me enamoré de su estilo con "Moonrise Kingdom" y empecé a ver alguna película suya más, llegando a la conclusión de que me encantaba esa forma suya de hacer cine tan peculiar.
    Besos!

    ResponderEliminar
  9. Hola!
    La verdad es que me llama la atención, aunque seguramente terminaré viéndola en casa.
    Besos^^

    ResponderEliminar
  10. Hola!
    La verdad es que no es de mi estilo.
    Un beso.

    ResponderEliminar
  11. desde que vi el trailer me apeteció verla, espero poder hacerlo este finde
    Un besote

    ResponderEliminar
  12. Ayer la vi en cine y es espectacular!!! birllante, es una obra con todo lo que no se veia hace muchoooo tiempo

    ResponderEliminar