martes, 16 de octubre de 2012

Crítica de cine - Magic Mike (Steven Soderbergh)



Título: Magic Mike
Título original: Magic Mike
Año: 2012
Duración: 110 minutos
Director: Steven Soderbergh
Guión: Reid Carolin
Reparto: Channing Tatum (Mike), Alex Pettyfer (Adam, “El Niño”), Matthew McConaughey (Dallas), Olivia Munn (Joanna), Matt Bomer (Ken), Joe Mangianello (Richie), Cody Horn (Brooke), Adam Rodríguez (Tito)
País: Estados Unidos
Género: Comedia, drama
Productores: Reid Carolin, Channing Tatum, Nick Wechsler y Gregory Jacobs.
Música: Varios
Fotografía: Steven Soderbergh
Calificación: No recomendado para menores de 16 años

Sinopsis

Mike (Channing Tatum) es un joven pluriempleado con un único sueño: montar su propio negocio de muebles artesanos por encargo. Para ello, de día se dedica a distintos trabajos, mientras que de noche se convierte en Magic Mike, el icono de un club de strippers masculinos. Una mañana conoce a Adam (Alex Pettyfer), un chico de 19 años, a quien introduce en el mundo del striptease. Su nuevo amigo, a quien todos llaman “El Niño”, se va convirtiendo en uno más del negocio, abrumado por las mujeres, el dinero fácil y el sexo.

Opinión personal

Cuando uno sale de ver una película como ésta, lo primero que le viene a la mente es el buen trabajo realizado a nivel de marketing y publicidad para algo así. Y digo esto porque si bien Magic Mike puede resultar en cierto modo atractiva inicialmente, lo que viene a continuación es un filme que no hay por dónde cogerlo.
Aunque no es la primera vez que he visto películas de Steven Soderbergh, sí es una de las veces que más indiferente he salido del cine. En su filmografía hay algunas peores que otras, entre las que destaco ésta claramente, y otras superiores sin comparación, como es el caso de Ocean’s Eleven y, sobre todo, de Erin Brockovich.
La historia de Magic Mike es bastante simple, y tiene un trasfondo más dramático que cómico, al reflejar la soledad a pesar del supuesto éxito. Para los que no lo sepáis, está basada, además, en hechos reales; concretamente, en la vida de Channing Tatum antes de hacerse actor.
Empieza con lo que quizás es lo mejor, la presentación del espectáculo de strippers por parte del dueño del local, Dallas (Matthew McConaughey). Un comienzo que da la sensación de que la película puede estar bien, entretenida aunque sea, pero no es ni siquiera eso. Desde ese momento, cada vez va a peor.
En cuanto a los actores, es una pena la cantidad de caras famosas que están desperdiciadas. Este es el caso de Matt Bomer, famoso por la serie Ladrón de guante blanco, Joe Mangianello (True Blood) o Adam Rodríguez (CSI). Además, se puede observar el declive de Matthew McConaughey, que se mantiene muy bien, pero que ya se va quedando en un segundísimo plano en comparación con los otros hombres del reparto.

Dado que está basada en su historia, Tatum es el protagonista, y el que lleva casi todo el rato la voz cantante. Ni qué decir que resulta tan atractivo para las chicas y buen bailarín como actor poco creíble. Por su parte, Álex Pettyfer no hace prácticamente nada en cuanto a interpretación, aunque el papel tampoco lo requiere, pero sí dista mucho de su actuación en la poco exitosa Soy el número cuatro

En resumen, una película más, en la que hay que reconocer que lo único que se salva un poco, además del principio como ya he dicho, son los bailes que se marca Channing Tatum en el escenario.

Puntuación:

Tráiler: Pincha AQUÍ

2 comentarios:

  1. La verdad es que no tenía intención de verla, y tu crítica solo ha reafirmado las sospechas que tenía sobre la película. No es para mí.

    ¡Un besito!

    ResponderEliminar
  2. Pues no me llama absolutamente nada, ya solo con el trailer me da un poco de repelús XD
    Besos

    ResponderEliminar