miércoles, 17 de octubre de 2012

Crítica de cine - Frankenweenie (Tim Burton)



Título: Frankenweenie
Título original: Frankenweenie
Año: 2012
Duración: 87 min.
Director: Tim Burton
Guión: John August
Reparto: (Voces de) Winona Ryder, Martin Landau, Martin Short, Catherine O’Hara, Charlie Tahan
País: USA
Género: Animación, Drama, Terror
Productora
: Walt Disney Pictures 
Calificación: No recomendada para menores de 7 años

Sinopsis

Tras la inesperada muerte de su adorado perro Sparky, el pequeño Víctor se vale del poder de la ciencia para traer a su mejor amigo de regreso a la vida… con unos pocos ajustes menores. Víctor intenta ocultar su creación, pero cuando Sparky logra salir, los compañeros de escuela de Víctor, sus maestros y el pueblo entero aprenderán que crear una nueva vida puede convertirse en algo monstruoso.

Opinión personal

Tras el último largometraje  de Tim Burton, Sombras Tenebrosas, los fans del director californiano han estado más que expectantes con la llegada de su nuevo filme Frankenweenie. Muchos son los que con su anterior película pensaban que Tim Burton había perdido esa capacidad de conmover con pequeñas historias de terror hasta al más escéptico.

Sin embargo, parece que con la historia de este “particular” perro, volvemos a recuperar a Tim Burton en su esencia, mostrándonos un largometraje conmovedor y sencillo, que como siempre se tiñe de una estética gótica y melancólica, consiguiendo agradar a todo tipo de público.

Pero detrás de todo este éxito hay una anécdota más que mencionable, y es que la película de Frankenweenie es una extensión de un cortometraje que el mismo director realizó en 1984 con personajes de carne y hueso. Por aquel entonces, al igual que en esta ocasión, la productora encargada del proyecto era Walt Disney Pictures, y sin embargo, el único resultado obtenido en aquellos días fue el despido del cineasta por no adaptarse a los cánones que ésta exigía. Toda una paradoja que, al fin y al cabo, da como resultado, esta vez, una película entrañable, que recuerda al antiguo trabajo del director puesto en duda por muchos desde hace algún tiempo.

Con planos idénticos al corto de 1984, pero con una técnica de stop-motion inigualable gracias a su renderización en 3D, Tim Burton consigue que nos emocionemos con la historia de un niño que pierde a su mascota en un trágico accidente y hace todo lo posible por revivirla, aprovechando el concurso de ciencias de su escuela, promovido por su fanático profesor experto en la materia.

Una historia simple pero con guiños tanto conceptuales como estéticos a películas anteriores del director como Eduardo Manostijeras o Pesadilla antes de Navidad, y alusiones a historias de ciencia ficción como el clásico Frankenstein, Los Gremlins e incluso, Godzilla.

Con un final que se sale de los cánones “burtonianos” a los que tanto nos tiene acostumbrados, y una moraleja de “cuento” no tan infantil, se puede decir que, sin duda, es una película más que recomendable para todos los públicos, y sobre todo para aquellos que alguna vez han deseado que su fiel Sparky o Bigotitos reviviese de nuevo para volver a estar entre nosotros.

Puntuación: * * * * 

Trailer: AQUÍ

5 comentarios:

  1. Tengo muchísimas ganas de verla
    gracias por la crítica
    besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ojalá que te guste mucho cuando la veas, Bells!! Y gracias a ti por tu comentario! Un besazo de parte de los tres!! :D

      Eliminar
  2. Tengo ganas de verla. Me encanta Tim Burton, aunque últimamente no tanto...
    Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ya nos contarás tus impresionesss, Adri!! Jajaja Y sí, estas últimas han sido más flojillas, pero con esta nos ha vuelto a gustar mucho! Es una película sencilla, pero que tiene su sello y eso es genial :D Gracias por tu comentario!! ^^

      Eliminar
  3. Una historia simple pero muy bien elaborada y que a pesar de ser en blanco y negro logra atraer la atención de quien la ve; los personajes bizarros y el ambiente macabro, melancólico y tétrico logran que la película Frankenweenie se disfrute mucho a pesar de ser tan larga. Vale la pena verla de principio a fin.

    ResponderEliminar